Polémica Samanta Villar
Polémica Samanta Villar
Sending
Valoración
4.67 (3 votes)


Respuesta a todas las “super-madres”

Hoy este artículo es diferente. No hablaré de marketing, ni de viajes, ni tampoco de salud. En esta ocasión toca dar mi más pura y sincera opinión a una polémica creada tras unas declaraciones de la periodista Samanta Villar.

 

Para poneros en antecedentes por si alguien aún no se ha enterado, hace unos días la periodista presentaba su libro “Madre hay más que una“, donde narra en primera persona la aventura de la maternidad. En dicha entrevista, la reportera aseguraba que «Tener hijos es perder calidad de vida», «Hay un relato único de la maternidad como un estado idílico, que no coincide con la realidad y estigmatiza a las mujeres» o «No soy más feliz ahora que antes de ser madre».

La repercusión que han tenido sus palabras no se ha hecho esperar. “Desnaturalizada” o “Mala madre” son lindezas que a día de hoy se leen en las redes sociales.

Desgraciadamente en este país, o mejor dicho, en este mundo, para algunas personas salirte de los tópicos, expresar opiniones diferentes o contrarias a los finales felices debería estar penado con cadena perpetua, como mínimo. En ningún momento Samanta comenta que no quiera a sus hijos, simplemente comenta lo que muchas personas piensan, pero que por la presión social callan. La maternidad es un camino muy duro, que empieza cuando sabes que serás madre y acaba cuando mueres.

Polémica Samanta Villar

¿Qué pierdes calidad de vida? Indudablemente. Tus prioridades en la vida cambian para siempre. Una persona (en su caso 2 ya que ha tenido mellizos) depende de ti mañana tarde y noche, sin importarle si estás cansada, si has dormido solo 2 horas o si estas enferma.

Evidentemente eso se sabe antes de ser mamá, pero no significa que sea fácil, y que en algún momento de tu día a día, tu cuerpo “estalle”. ¿O acaso tener una mascota, un perro por ejemplo, no es perder calidad de vida? ¿No es perder calidad de vida tener que sacarlo de paseo 3 veces al día, nieve, llueva o truene? ¿O tener una empresa? Cualquier obligación, asumidlo, es perder calidad de vida.

Polémica Samanta Villar

¿Tu vida social queda en un segundo plano? Evidentemente, por no decir que durante los primeros meses, es nula. Eso de estar en una terraza en verano tomando la fresca a las 10 de la noche se te acabó. A esa hora toca estar en casa, que el bebé tiene sus horarios. Cualquier madre que diga lo contrario, que comente que sigue haciendo exactamente lo mismo que antes de ser madre, está mintiendo.

¿Por que obligatoriamente se debe ser más feliz después de ser madre? A las que criticáis que no sea así, primero que nada ¿realmente tanto os importa? ¿Qué sabéis de su vida antes de serlo? ¿Porqué para vosotras, madres perfectas, os choca tanto que una persona diga simplemente, que lo que esperaba no es la realidad? ¿Tan duro es lo que ha dicho, como para que incluso se estén dando comentarios aludiendo a que de a sus hijos en adopción? ¿Pero de verdad os estáis leyendo?.

Ojalá miráramos hacia dentro de nuestras casas y no todo el santo día la casa del vecino

A vosotras os pido, madres ejemplares, que busquéis un párrafo, una línea, o incluso una frase en todas sus declaraciones, donde diga o al menos insinúe, que no quiere a sus hijos, que se arrepiente de tenerlos, que no los cuida, o que los trate mal o con desprecio. Sencillamente, comprobareis que no existe.

Me alegro mucho por todas esas madres incansables, que nunca se han frustrado. Os respeto e incluso diría que os admiro. Sólo os falta aprender a diferenciar libertad de libertinaje, a ser más tolerantes con las opiniones de las demás personas del planeta, y a no poneros siempre como ejemplo. Mientras tanto, seguid con vuestro “y fueron felices y comieron perdices”.

Gracias una vez mas por leer Polémica Samanta Villar en respuesta a todas las “super-madres”.

One Response

Deja tu Impresión