Gato


El gato, historia y curiosidades (parte 2)

Anteriormente os hablaba de la El gato, historia y algunas curiosidades en referencia a la morfología de el gato. Aspectos básicos como la vista, el oído, olfato o gusto o incluso su piel hacen de este animal un ejemplar lleno de sorpresas y algunas incógnitas. Hoy para seguir con el tema, os hablaré de cuidados, necesidades y algún consejo de adiestramiento.

Igual que hice anteriormente, este artículo se basa desde mi propia experiencia. Ni todos los dueños de animales son iguales, ni todos los gatos lo son. Al igual que las personas, cada gato tiene su carácter y según éste, será más o menos difícil adaptarlo a nuestro día a día.

 

El gato, como escogerlo

El tener un animal de compañía sea gato, perro, pájaro etc.. debe ser una decisión meditada y aprobada por todos los miembros de la unidad familiar. Al igual que los hijos, los animales son para toda la vida aunque desgraciadamente en nuestra sociedad se les abandone continuamente.

Una vez aprobada la decisión de tener un gato en casa, hay que tener en cuenta aspectos básicos como sexo, edad, tipo de pelo, raza sin olvidarnos de ser conscientes de que un animal necesita espacio, cuidados y dinero.

Sexo: Ambo sexos tienen su pros y contras. Según mi experiencia, las hembras suelen ser más dóciles y cariñosas y los machos suelen mostrar más carácter. Evidentemente también nos podremos encontrar un gato dócil y una gata territorial. Con respecto a la castración, en los gatos suele ser más económica que en las gatas, debido simplemente al tipo de operación.

Edad: Cuando decides tener un animal en casa siempre te asalta esta pregunta, ¿gatito o gato?. Los beneficios de tener un gatito pequeño son obvios, podrás educarlo desde pequeño. No obstante los adultos también tienen sus ventajas, son más calmados, normalmente ya están esterilizados y a pesar de su edad y la vida que hayan llevado, siguen siendo capaces de crear un vinculo fuerte con su dueño.

Pelo: Algo importante a tener en cuenta. No necesita los mismos cuidados un gato de pelo corto que uno de pelo largo. Por regla general los de pelo largo necesitan cepillarlos diariamente y además suelen dejar bastante pelo allá por donde pasen. Simplemente es cuestión de gustos.

Raza: En mi caso es algo que nunca he tenido en cuenta, de hecho, mis dos gatas han sido recogidas de la calle sin importarme este aspecto. Lo bueno de un gato de raza es que ya sabes cual será su tamaño, pelaje e incluso que carácter tendrá. Lo bueno de un gato sin raza es que hay cientos y cientos esperando un hogar en tu ciudad y además a precios más económicos.

Dinero: Los gatos necesitan dinero, a veces mucho y otros menos pero es también un dato a tener en cuenta. Comida, accesorios, visitas médicas, enfermedades son algunos de los conceptos con los que hay que contar.

El gato y sus rascadores
Rascador con habitáculo y «salva-sofás»

Accesorios

Cuencos para comida y agua. Deben ser resistentes y anchos. Además es mejor si no son muy hondos ya que a algunos gatos no les gusta que sus bigotes toquen el recipiente. Muchos también odian los recipientes de plástico por el olor, así que es mejor usar unos de cerámica o metal.

Arenero. Los hay muy diferentes, abiertos o cerrados. Muy importante para el gato es que siempre esté limpio. Los restos se eliminan mejor con una pala que suele venir siempre acompañado del cajón.

Además un truco para que la limpieza o cambio de arena sea mas rápida es forrar el cajón con una bolsa de plástico grande. Además, hay que tener muy en cuenta donde se coloca el arenero. No debe estar cerca de la comida ya que suele causar rechazo.

Con respecto al arenero, hay veces que los gatos no se adaptan a el o simplemente dejan de usarlos. Muchas veces es por falta de limpieza o por la situación donde hemos colocado la caja, otras por una limpieza excesiva que hace que no reconozca su propio olor en el y otras son por problemas de salud como infecciones o dolor al orinar.

Ante cualquier duda recomiendo visitar al veterinario para que le hagan un examen y se puedan detectar a tiempo posibles enfermedades.

Rascador. Si quieres tener unos sofás o cortinas impolutos y perfectos es importante que enseñes a usar cuanto antes a tu gato el rascador. Ellos necesitan afilarse las uñas varias veces al día. Además también lo usan para estirarse después de sus siestas e incluso dormir si es un rascador con sitio para ello.

Una manera eficaz para que lo usen es tenerlo en una habitación donde el gato esté más tiempo, así no le dará tanta «pereza» hacerlo y al final se convertirá en su hábito. Otra cosa que suele funcionar es animarlo a ir al rascador haciendo ruido en el o incluso haciendo el gesto de que tu también lo usas, parece una «tontería» pero realmente funciona.

Juguetes. Creo que como cualquier dueño, a la llegada de nuestro nuevo miembro al hogar nos liamos a comprar varios juguetes para hacerle sus ratos de juegos mas entretenidos. Pelotas, rulos y un sinfin de accesorios que al final en muchas ocasiones no usan.

Si me estás leyendo y eres dueño de un gato estarás conmigo en que el mejor juguete, el que más usan e incluso el que parece que más disfrutan es ni más ni menos que una simple caja de cartón. No sé el motivo ni la razón pero barato es un rato!!!.

Cama. Es importante también que el gato tenga un sitio donde dormir independientemente de que luego lo use o no (como es mi caso). Debe estar en un sitio tranquilo o donde se haga más vida en común, así no se sentirá apartado. Para mí, esto es una asignatura pendiente dado que siempre les dejo dormir conmigo y además me gusta.

El gato y sus comederos
Metálico y con dispensador automático

Adiestramiento

Dejar salir al gato fuera de casa. Muchos dueños dejan salir a pasear a su gato solo fuera de casa, además están acostumbrados y después de su pequeño paseo siempre vuelven. En mi opinión es algo tan peligroso que no he querido nunca correr riesgos y mucho menos si, como yo, tenéis un gato asustadizo. Si decidís dejarlo salir solo, no olvidéis nunca ponerle una placa identificativa con los datos de contacto por si se extravía.

 

Castigo. Para que tu gato no adquiera malos hábitos es importante enseñarle desde muy pequeño a qué cosas puede hacer y qué cosas no. Lo ideal es que asocie una reacción tuya a una acción de él y así empiece a tener una conducta correcta.

Un método puede ser tener siempre cerca un pulverizador de agua para que, en el momento de la travesura ya sea utilizar el sofá como  rascador o trepar por las cortinas, puedas hacer uso de él, otros utilizan un tarro de cristal con monedas, el ruido es muy molesto para ellos. Los gatos aprenden por experiencias adversas y un pequeño o suave chorro de agua suelen ser eficaces.

Recompensa. En todo adiestramiento al igual que existen los castigos, también deben existir las recompensas. Ya sea cuando esté empezando a usar el arenero o rascador es importante premiar el comportamiento para que asocie esa acción positivamente. Es sin duda la forma más sencilla y rápida de aprender.

Espero que este artículo os haya resultado tan interesante como para mí, amante de los animales, escribirlo. Gracias una vez más y nos leemos muy pronto.

El gato, historia y curiosidades (parte 2)
Sending
Valoración
4.57 (7 votes)

Deja tu Impresión