tuberías


Consejos para que tus tuberías resistan el frío de invierno

Cuando hace frío, el agua acumulada dentro de las tuberías se congela, se expande y crea una presión extrema. A veces, el hielo crea suficiente presión para hacer que las tuberías se rompan, y ahí es donde realmente comienzan los problemas.

Afortunadamente existen empresas como Pocería sin Zanja, una empresa de poceros en Madrid especializada en la rehabilitación de tuberías de las redes de saneamiento y agua potable sin necesidad de obra. Como puedes comprobar en su página web, pone a tu disposición técnicos y especialistas para solucionar todos estos inconvenientes que pueden surgir en las tuberías cuando llega el invierno. Aún así, a continuación te damos algunos consejos para evitar que las tuberías de tu hogar se dañen durante los meses de más frío.

Protección y aislamiento

Las tuberías expuestas son propensas a congelarse, incluso en climas más cálidos, por eso es importante que se aíslen. Una forma de hacerlo es mediante la espuma aislante, que le otorgará un nivel más de protección, evitando que la tubería se congele o roce con los muros interiores.

Alivio de presión

Si tienes miedo de que una tubería se congele, puedes abrir un poco el grifo que alimenta esa tubería para que gotee un poco y alivie la presión del sistema. El congelamiento de las tuberías sucede por la presión que se crea entre la obstrucción y el grifo, lo que puede hacer que estalle. Permitir que el grifo esté abierto evitará que se acumule esta presión y, por lo tanto, evitará que la tubería explote.

Mantén abiertas las puertas interiores

En ocasiones las tuberías pasan entre los muebles. Cuando la temperatura desciende, es una buena idea mantener abiertas las puertas de estos armarios para que el calor del resto de la casa también pueda mantener calientes las tuberías. También debes mantener abiertas todas las puertas interiores para que el calor pueda fluir por toda la casa.

Consejos para que tus tuberías resistan el frío de invierno
Foto: Pixabay.com

Reparación de grietas y agujeros

La masilla o aislante de espuma en aerosol para llenar los espacios son los materiales más adecuados para realizar este trabajo. Es importante sellar los orificios tanto del lado interior como del exterior de la pared o suelo. El aire frío del exterior que entra a través de los orificios y los huecos puede hacer que las zonas por donde pasan las tuberías a través de los muebles sean aún más frías.

¿Por qué son un problema las tuberías congeladas?

El agua tiene una propiedad única en el sentido de que se expande a medida que se congela. Esta expansión ejerce una presión tremenda sobre todo lo que lo contiene, incluidas las tuberías de metal o plástico. No importa la resistencia que tengan, el agua congelada puede hacer que las tuberías se rompan.

Las tuberías que se congelan con mayor frecuencia son:

  • Tuberías que están expuestas a un frío severo, como las vías para mangueras exteriores, suministro de piscinas y aspersores.
  • Tuberías de suministro de agua en áreas interiores sin calefacción como sótanos y espacios bajos, áticos, garajes o armarios de cocina.
  • Tuberías instaladas en paredes exteriores que tienen poco o ningún aislamiento.

Proteger tus tuberías es un paso para preparar tu hogar para el invierno, por esta razón, lo más recomendable es contratar los servicios de una empresa especializada que se encargue de prevenir, reparar y ajustar el sistema de tuberías de tu vivienda.

Tuberías resistan el frío
Sending
Valoración
4.4 (5 votes)

Deja tu Impresión